Para Liam, la oportunidad de tener un papel en el futuro de su antigua universidad es llevarle a través de un viaje nostálgico por la senda de los recuerdos

25 November 2019

Liam Davies, Facultad de arquitectura y entornos de construcción, Universidad de Wolverhampton, Reino Unido

Para el joven local y licenciado por la Universidad de Wolverhampton, Liam, la oportunidad de tener un papel en el futuro de su antigua universidad es llevarle a través de un viaje nostálgico por la senda de los recuerdos.

Wolverhampton: ciudad con un rico patrimonio industrial y hogar de los Wolverhampton Wanderers, un club de fútbol que une a sus seguidores.

Para Liam, es su hogar. Al haber crecido en la zona de Black Country, se siente muy unido a la región, estudió Gestión de obras en la Universidad de Wolverhampton y están formando una familia al lado del Molineux Stadium. Es una historia que ha visto a Liam cerrar el círculo y regresar a su antigua universidad como parte del equipo de ISG, que está transformando una cervecería abandonada en la nueva Facultad de arquitectura y entornos de construcción de la Universidad de Wolverhampton.

El proyecto, que rinde homenaje a la historia cervecera del edificio y a la arquitectura industrial que lo rodea, debe mucho a las raíces locales de Liam. Con sus vínculos con la ciudad y su gente, a Liam le apasiona la idea de sentar las bases para las futuras generaciones de constructores, y no hay otro lugar en el que prefiera llevarlo a cabo:  «He trabajado en proyectos en todo el mundo. He tardado casi 25 años regresar a Wolverhampton, haciendo un trabajo que es muy importante para mí».

Liam Davies - ISG

Volver a su pasado no es algo que muchas personas tengan la oportunidad de hacer. ¿Qué habrá cambiado?, ¿estará a la altura de los buenos recuerdos de los años pasados?  

La transformación de la fábrica de cerveza en ruinas ha brindado a Liam Davies, director de proyectos de ISG, la oportunidad de hacer un viaje por la senda de los recuerdos. No, su segundo empleo no era como cervecero, sino que tiene fuertes lazos con la universidad y con Wolverhampton en general. 

Al equipo de ISG le gusta hacer bromas divertidas con Liam, ya que la nueva Facultad de arquitectura y entornos de construcción tiene muchos vínculos personales para él. Como un chico local que estudió Gestión de obras en la universidad, le apasiona crear una instalación para las generaciones futuras de constructores. Uno de ellos incluso puede ser su hijo mayor, ahora con 10 años, afirma.  «He trabajado en proyectos en todo el mundo», dice Liam. «He tardado casi 25 años en cerrar el círculo, en volver a Wolverhampton y hacer un trabajo que es muy importante para mí».

Liam se unió a ISG como gerente superior de proyectos para entrar en la licitación del proyecto de la Facultad de arquitectura y entornos de construcción, un programa que será testigo de la restauración y readaptación de una fábrica de cerveza, un edificio catalogado como de grado I, junto con la construcción de un nuevo inmueble de tres pisos.  

“El alcance de las obras es específico si hablamos de que debemos conservar las cicatrices del edificio. Queremos ver las marcas de carbón que dejó el fuego y el punto donde se interrumpe la construcción de acero dentro del edificio, se deben apreciar los extremos.”

- Liam Davies, Director de Proyectos

Aparte de su compromiso y motivación, Liam cuenta con algunas ventajas muy prácticas.  Tras haber trabajado en la remodelación de grado I del Royal Hospital de la ciudad antes de emprender este proyecto, gestiona perfectamente los riesgos y algo esencial, tiene una buena relación con los expertos locales.

Liam se acuerda de una visita a la instalación cuando ISG consideraba entrar en la licitación. «Condujimos por Grimstone Street, echamos un vistazo al edificio y hablamos sobre él. Yo dije:  "No debemos tener miedo si contamos con las personas adecuadas"».

ISG se adjudicó el contrato en el marco Pagabo y comenzó los trabajos en la zona en octubre de 2018. A mitad del proyecto, el sentimiento de orgullo del equipo se hizo palpable en la espectacular sensación que se siente al guiarles por la zona, mostrando el espacio del atrio en altura total, con el ladrillo del edificio antiguo y la distintiva torre del reloj.

Liam Davies - ISG

La nueva edificación de 7900 m2 albergará un salón de actos, laboratorios especializados, talleres, salas de TIC, oficinas, espacios de trabajo, salas de reuniones y una cafetería. Con su techumbre en forma de dientes de sierra, recuerda a los edificios industriales de los alrededores de Wolverhampton. En la parte exterior habrá una plaza y un patio.

La Facultad de arquitectura y entornos de construcción forma parte de una ambiciosa visión de 100 millones de libras para crear el campus de entornos de construcción más grande de Europa, en un espacio de 4,5 hectáreas en la fábrica de cerveza Springfield.  La Escuela técnica de la Universidad de West Midlands, para alumnos de 14 a 29 años, y el "Elite Centre for Manufacturing Skills" ya están construidos y abiertos.

Liam Davies - ISG

La elección del emplazamiento es una declaración importante para la universidad, que actualmente está investigando mucho sobre la recuperación de solares abandonados, un punto que ha incluido en su agenda para garantizar que se centran en esos solares y no se olviden de los grandes espacios abandonados para crear nuevos.   

La fábrica de cerveza del centro de la ciudad fue construida por William Butler, abrió sus puertas en 1874, contrató a 900 personas y llegó a producir hasta 1500 barriles en su máximo rendimiento. En 1990 dejó de funcionar, y desde entonces ha habido varios intentos de reinventar el edificio, aunque no ayudó el gran incendio de 2004 que causó importantes daños.

Cuando la universidad compró el terreno, la mayoría de los edificios de la cervecería no se pudieron salvar. Sin embargo, la remodelación comprenderá la icónica torre del reloj, la que Liam recuerda siempre allí durante toda su infancia. Parte del cometido de ISG es asegurarse de que la historia de la fábrica de cerveza siga siendo visible. «El alcance de las obras es específico si hablamos de que debemos conservar las cicatrices del edificio», explica Liam.  «Queremos ver las marcas de carbón que dejó el fuego y el punto donde se interrumpe la construcción de acero dentro del edificio, se deben apreciar los extremos».

“He trabajado en proyectos en todo el mundo. He tardado casi 25 años en cerrar el círculo, en volver a Wolverhampton y hacer un trabajo que es muy importante para mí.”

- Liam Davies, Director de Proyectos

Los elementos nuevos y antiguos de esta construcción muestran un contraste de escala y velocidad. La nueva sección de construcción avanza a buen ritmo, con los pilotes instalados, el armazón de acero erigido, el suelo de hormigón ya vertido y la techumbre en marcha. 

El salón de actos, ligeramente hundido, va tomando forma. En una esquina de la planta baja hay una losa de hormigón de 1,1 metros de espesor situada sobre unos pilotes más profundos y aislada del resto del edificio. Aquí se realizarán experimentos industriales sin el riesgo de que vibre todo todo el edificio.

Mientras tanto, en el edificio histórico todo se hace "delicadamente" en los trabajos de construcción. Las paredes se limpian con vapor, con una presión cuidadosamente limitada para evitar eliminar marcas importantes.  Las columnas de acero se limpian con cepillos de alambre y conlleva mucho más esfuerzo. Los ladrillos que se han roto deben retirarse y reemplazarse con mimo.

Liam Davies - ISG

En una esquina del terreno, los trabajadores están limpiando los ladrillos viejos recuperados de la demolición de las partes del edificio. «Algunos de los ladrillos que se necesitan son difíciles de conseguir», explica Liam. Los ladrillos tipo cuerda, con un patrón de cuerda en sus esquinas, se deben conseguir en depósitos de reciclaje especializados.  Hasta la fecha, se han diseñado y aprobado alrededor de 12 mezclas de mortero diferentes, con la ayuda de un especialista en morteros, para que coincidan con los muchos colores y composiciones que se han utilizado a lo largo de los años.

Un hito relevante en la restauración de la cervecera fue la renovación de la torre del reloj. Ahora pueden verse las cuatro caras nuevas del reloj desde varias partes de la ciudad. Este logro se celebró con un evento al que asistieron gran parte del equipo del proyecto y las personas vinculadas a la comunidad, lo que le dio a Liam la oportunidad de explicar la importancia y la historia de este elemento de la construcción. 

Con la mirada de la universidad, de sus vecinos e incluso su hermano, que también trabaja en el sector de la construcción local, puesta sobre él, hay muchas razones por las que Liam sigue más que centrado en hacer un trabajo excepcional. 

Liam Davies - ISG

Leer más historias



Tags

Para saber cómo podemos apoyarlo con sus proyectos, contáctenos llenando el formulario de consulta a continuación.